jueves, 31 de diciembre de 2015

ARCÁNGEL RAFAEL



¿Qué significa el nombre del arcángel Rafael?

El nombre del arcángel Rafael significa Curación de Dios. Su nombre no solo se refiere a la salud del cuerpo, sino también a la salud del alma. Su nombre, y las historias bí­blicas donde es mencionado, han dado a San Rafael arcángel el papel de sanador.

Representa el aspecto de Dios que ayuda al ser humano a mantener el balance de las emociones y la salud del cuerpo.

Se presenta a los hombres con apariencia humana y aspecto honorable. Es el protector de los caminantes y de los viajeros solitarios. También se le invoca ante la enfermedad. Rafael rige el segundo cielo. se cree que es el ángel del Sol de los antiguos esenios, que proporcionaba a los cuerpos el fuego de la vida. Como ángel de la Ciencia y el saber recibió también la misión de guardar en el Edén el árbol de la vida. Se encarga de la llama verde, su día es el jueves y su complemento Divino es la Madre María.

¿Cuáles son los atributos del arcángel Rafael y qué significan?

El arcángel Rafael casi siempre es representado en como un peregrino. Esta imagen es una referencia a la historia bí­blica de Tobí­as, que también apoya la idea de San Rafael arcángel como sanador.

El bastón o cayado que lleva representa la voluntad y el apoyo espiritual necesarios para recorrer el camino de la vida. También representa autoridad espiritual que desví­a y transforma las influencias negativas.

Muchas veces está vestido de verde, el color de la naturaleza, la esperanza y la regeneración. Todas estas cualidades apoyan la sanación del ser humano y de la Tierra. Por eso a San Rafael Arcángel también se le asocia con la ecología y la protección de la Madre Tierra y sus criaturas.


El arcángel Rafael, patrón de los enfermos y los hospitales

San Rafael es el patrón de los enfermos y los hospitales por ser el ángel que trae a los seres humanos la energía sanadora de Dios. Hace al ser humano recordar que el cuerpo es un importante instrumento para el espíritu, y por eso debe cuidarse con gran amor y atención.

Es también el santo patrón de los ciegos, de los encuentros fortuitos, de las enfermeras, de los médicos y de los viajeros. San Rafael Arcángel tiene mucha compasión por todos los seres, especialmente las personas que tienen algún mal físico, mental, emocional o espiritual. Se le puede pedir su intercesión para sanar las enfermedades y males de todo tipo, contra las adicciones, y para mantener sanos y salvos a los seres amados.

El arcángel Rafael en los textos religiosos
El arcángel Rafael es mencionado en el Libro de Tobías, un libro del Antiguo Testamento que es parte del canon bíblico de las iglesias Ortodoxa y Católica. También aparece en la Biblia Septuaginta, en el mismo libro.

Se asume que es uno de los arcángeles que menciona el Apocalipsis 8:2 cuando dice "Y vi a los siete ángeles que están de pie delante de Dios, a los cuales se les dieron siete trompetas."

Su identidad como sanador de la Tierra proviene de su historia en el Libro de Enoc, que cuenta que San Rafael sanó la tierra cuando fue profanada por los pecados de los ángeles caídos.

A San Rafael Arcángel también se le identifica con el ángel que movía las aguas de la piscina de Bethesda que menciona el Evangelio de Juan.


El arcángel Rafael en el islam

En el islam, al arcángel Rafael se le llama Israfel. Es reconocido como uno de los grandes arcángeles. Según el Hadith, una colección de textos acerca del profeta Mahoma, Rafael será el ángel encargado de dar la señal el dí­a del Juicio Final.

Según el Corán, ha estado en espera de las órdenes de Alá para llevar a cabo esta labor. El Corán dice en el capítulo 69 (Al Haqqah) que el primer sonido de la trompeta lo destruirá todo, y en el capítulo 36 (Ya Sin) dice que los humanos que han muerto regresarán a la vida con el segundo sonido.

Según la tradición islámica, el arcángel Rafael es un gran músico que canta alabanzas a Dios en más de 1,000 idiomas distintos.


El arcángel de la curación

El arcángel Rafael representa la sanación y purificación del alma y el cuerpo. Guí­a al ser humano a dejar atrás todo lo negativo que ha acumulado a través de su vida y a aceptar "la curación de Dios", como indica su nombre. Intercede y aboga por que los seres humanos puedan liberarse de su pasado y retomar el camino de la vida con una nueva visión del futuro llena de esperanza y regeneración.

San Rafael ayuda a los enfermos en su transición hacia una vida nueva llena de oportunidades de crecimiento espiritual. Para aquellas personas cuyo camino en la Tierra ha llegado a su fin, otorga la oportunidad para la sanación y purificación del alma en su nueva etapa de existencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario