domingo, 13 de diciembre de 2015

LAS REGLAS DEL TAROT I



Hola buenas tardes desde la isla de Tenerife.

Ya he dicho en varias ocasiones que el Tarot es una herramienta muy útil para salir de dudas y ayudarnos a tomar decisiones, pero siempre y cuando sigamos las reglas y tengamos en cuenta los consejos o condiciones necesarias para que el resultado final que auguran se MATERIALICE CORRECTAMENTE. No podemos usarla como si una máquina del tiempo se tratase pues no funciona así. El futuro siempre está en movimiento al igual que los pensamientos de todos los 7.000 millones de personas que vivimos EN CASA.

Hay dos tipos de futuros posibles, por un lado el que tenemos marcado por destino (pero nuestras acciones o ausencia de ellas pueden alargar la llegada de ese destino), y por el otro tenemos el futuro que podemos alcanzar ya que nos lo hemos propuesto como meta o reto personal. En ambos casos tenemos que seguir las reglas del juego. Los Tarots (sean de la clase que sean) si no haces ninguna pregunta en concreto te van a decir el futuro al que llegarás siempre y cuando no te duermas en los laureles o no rechaces dicho futuro (ya que eres libre de aceptar lo que la vida te depare o no, e incluso pedir una cosa y cuando la tienes delante rechazarla). Pero si haces una pregunta y te responden que lo conseguirás de una manera y siguiendo una actitud en concreto, por lo menos sigue el consejo luego no te quejes y nos llames mentirosos o estafadores por actuar de manera contraria que te indican las cartas.

Si quieres que te lo pinten todo de color de ROSA y engañarte llama a cualquier gabinete (ya he trabajado en varios) donde existen unas pautas de lo que se puede decir y de lo que no, además de ser grabada la conversación sin tu consentimiento. Incluso he tenido problemas por no mentir a las personas y contar lo que literalmente dicen las Cartas.
Si me llamas e intentas que con un hola te diga lo que te está pasando, no sabes cómo funciona esto. Se puede decir me llamo María y soy Libra ¿cómo me ven ahora las cartas?, eso sí es válido y una buena forma de saber si quien te lo hace es bueno o simplemente un charlatán. Pero para respuestas concretas haz las preguntas correctas no hace falta que cuentes toda la historia, simplemente formula la pregunta y las cartas hablarán. Es muy sencillo y se lleva haciendo desde milenios. Se pueden decir palabras muy bonitas y hasta maquilladas para ganarte la confianza del consultante, pero si mientes tarde o temprano se sabrá y dicha confianza se pierde para siempre.


Un abrazo y sobre todo Mucha Luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario