martes, 5 de enero de 2016

ARCÁNGEL METRATRÓN

Uno de los libros más antiguos del judaísmo, el Libro de Enoc, que todavía se conserva en algunos códices de la Biblia Septuaginta, menciona a un gran arcángel que recibió de Dios el derecho a sentarse en un trono en el cielo. Su nombre es Metatrón, que posiblemente signifique “el que comparte el trono”, “el que guarda” o “el que se sienta detrás del trono de Dios”. 

Este gran arcángel tiene un lugar importante en el judaísmo místico y en el pensamiento de la Nueva Era junto con La Cábala. La historia de Metatrón Enoc, el abuelo de Noé, es un místico que visita el Cielo en distintas visiones. En una visión, Enoc tiene la misión de interceder con Dios en favor de los ángeles caídos. En otra visión, ve a los querubines en el Cielo, a quienes describe como seres de fuego. Más adelante, es llevado por el arcángel Miguel al cielo más alto. Enoc también viaja en sus visiones o sueños al árbol de la sabiduría. Al final de sus visiones, Enoc se transforma en el arcángel Metatrón, un poderoso arcángel a quien también se le llama el pequeño Yahweh. 

Metatrón en los textos judíos 

Aunque la Torah y la Biblia mencionan que el profeta Enoc una larga vida y fue llevado al cielo sin morir (Génesis 5:23-24), los textos del Libro de Enoc fueron excluidos del canon formal del judaísmo, y por lo tanto tampoco son aceptados por las escrituras cristianas. Aún así, el arcángel Metatrón fue muy importante en el judaísmo místico medieval y aparece mencionado en el Talmud. En la tradición rabínica, es el más alto de todos los ángeles y sirve como escriba celestial. El Libro de Enoc, perteneciente a la tradición Merkavah (3 Enoc o Sefer Hekhalot), describe la transformación de Enoc en el arcángel Metatrón. En este libro, el mismo Metatrón dice que YHVH le llamó “el YHVH menor”. El narrador, Rabbi Ishmael, describe a Metatrón de dos maneras: como un ángel primordial (9:2–13:2) y como el ser en que se transformó Enoc. El nombre de Metatrón aparece también escrito de dos maneras. Un nombre tiene seis letras (מטטרון)y otro siete (מיטטרון). Se piensa que el primero es el Enoc transformado en ángel mientras que el segundo es el Metatrón primordial, una emanación de Dios. Metatrón es la décima y última emanación. Se relaciona con la Presencia Divina en la Tierra. El Zohar, texto principal que se asocia con la Cábala, llama a Metatrón "el Joven”, el mismo título con que aparece en 3 Enoc y que podría significar “sirviente”. Este texto identifica a Metatrón con el ángel que guió a los israelitas en el éxodo. El Zohar también describe a Metatrón como “el rey de los ángeles” que reina sobre el árbol de la sabiduría o árbol del conocimiento del bien y el mal. (Zohar 49, Ki Tetze: 28:138) El Zohar Bereshit 51:474 dice que cuando Enoc estaba en la Tierra, se dedicó a escribir un libro que contenía los secretos de la sabiduría hasta que fue llevado al Cielo para convertirse en ángel. Dios le permitió a Enoc continuar este mismo ministerio en el Cielo. En el Zohar Bereshit 51:475 dice que todos los secretos sobrenaturales fueron puestos en las manos de Metatrón y que él los ponía en las manos de quien los mereciera. El Talmud menciona en Hagiga 15a que Dios le permitió a Metatrón sentarse en su presencia por su trabajo como escribano de los méritos de Israel. 

El ángel patrón de los niños 

Metatrón es el ángel patrón de los niños por su papel en el Zohar como el ángel que guió al pueblo de Israel en el desierto hacia la Tierra Prometida. Él guía a los niños tanto en la Tierra como en el Cielo. Ayuda a los niños índigo y cristal a superar los obstáculos de su evolución. Los padres pueden pedir a Metatrón que los guíe para poder ayudar a sus hijos en su educación, espiritualidad y el desarrollo de sus habilidades psíquicas. 

Jefe de los ángeles de la muerte 

A Metatrón se le asocia con los arcángeles Gabriel y Samael cuando trabajan como ángeles de la muerte. Metatrón los supervisa cuando ayudan a las almas a hacer su transición del plano físico al espiritual. Guardián de los registros akásicos Los ángeles guardianes pueden consultar a Metatrón en su rol de guardián de los registros akásicos. De esta manera, Metatrón ayuda al ser humano a perfeccionar su alma. Los registros akásicos son una manera de explorar las vidas pasadas pues contienen “la mente de Dios” o la memoria de todo lo acontecido desde el principio de los tiempos. Metatrón tiene acceso a la sabiduría divina, que ofrece a los ángeles guardianes para ayudar a los seres humanos en su evolución. Ángel iluminador El arcángel Metatrón se encarga de dirigir la ascensión y activación del cuerpo de luz del ser humano. Es un ángel poderoso que, porque fue humano, conoce el camino de la iluminación. Su significado más importante para quien desea caminar hacia Dios es que representa el potencial de transformación y purificación del alma cuando se propone trascender la materia para unirse al espíritu puro de la Divinidad.


MENSAJE DEL ARCÁNGEL METATRON 

SOY METATRON

Nosotros en estos momentos precisamos irradiar este nuevo proyecto en todo el planeta. Hay cinco puntos urgentes y necesarios que trabajar en la Tierra. Nosotros los Seres cósmicos, responsables de la evolución del planeta, hacemos revisiones permanentes del estado de la humanidad. Cada tres meses estudiamos todas las condiciones mentales, físicas, energéticas, geológicas, climáticas, culturales, científicas, médicas, sociales, políticas, religiosas, etc. todas. Leer más. Nuestro último análisis fue muy preocupante porque la humanidad, en vez de buscar el camino de la luz, el camino del amor, el camino de la universalidad, cada vez esta más cerrada y son muy preocupantes nuestras previsiones de hambre, miseria y enfermedad para los próximos años. Para poder contrarrestar las nubes de energías densas, desarmónicas que podrían generar epidemias, grandes disturbios y conflictos en grupos humanos en la Tierra, precisamos neutralizar todo ese tipo de energías. Para eso precisamos crear puntos de luz sobre la Tierra que sean capaces de anclar las energías que llegan del Universo. Para que después los seres espirituales que trabajan en las dimensiones paralelas a la vuestra, puedan hacer uso de ellas. Conjuntamente el mismo trabajo será hecho desde la 4° dimensión, pero participamos todos en este gran cambio y en esta gran transformación. 

Hay cinco puntos que nos preocupan: Por un lado existe un plan mundial de control de las mentes a través de los medios de información. Hay zonas de la Tierra que van a sufrir grandes sequías y el hambre puede aumentar. Hay zonas que van a sufrir terremotos. Necesitamos una conciencia solidaria para que se les ayude. Habrá disturbios sociales debido a las condiciones de trabajo que en muchas partes del mundo están empeorando. Pueden generarse procesos de disturbios en las ciudades arrasando supermercados, riñas etc. Continúan las famosas guerras de religiones, guerras dogmáticas. Estamos muy preocupados porque los grupos supuestamente islamitas están nuevamente reorganizándose y pueden hacer mucho daño. Todos estos conflictos son estimulados por las legiones de seres del lado izquierdo (seres negativos) que están buscando crear confusión y caos. Para purificar y transmutar todo eso nosotros necesitamos irradiar con más fuerza estos Rayos Cósmicos sobre la superficie porque a raíz de esto nuestros equipos de rescate, nuestros equipos de ayuda, van a poder actuar mucho más intensamente. Además, hace falta despertar en los seres humanos los nuevos valores del próximo milenio, ¿recuerdan? : 


1.- Servicio solidario 
2.- Familia universal y Fraternidad 
3.- Alquimia de las Fuerzas Creadoras. 
4.- Pureza 
5.- Paz y Ciencia de Unidad-Cósmica 

Quiero que comprendan una cosa amados hijos, nosotros no estamos buscando el sufrimiento en la humanidad, ni estamos buscando el caos. En el universo todo sigue un proceso de evolución y de transformación. Este fin de ciclo es una transformación. Las personas deben comprender que deben participar de esa transformación y deben crear esa transformación en su interior porque forma parte de una ley de vida. Es como aquel que va a la Universidad y concluye un año universitario y se tiene que preparar para el siguiente año donde van a haber nuevos conocimientos, nuevas informaciones, nuevas tareas a realizar. Nosotros queremos ayudarles para que esa transición sea lo menos dolorosa posible. Pero nosotros tampoco podemos hacer nada si los seres humanos libremente eligen una y otra vez continuar con su egoísmo, con las guerras y con su soberbia. Nosotros entraremos en contracto con aquellas personas que estén sintonizadas con nosotros para ayudarles. Y en el fondo esto busca convocar a todos aquellos que están en sintonía con el próximo milenio para ayudarles y cuidarles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario